Pierna de cordero al horno

Majamos en el mortero dos dientes de ajo picados con sal y algunas otras hierbas como perejil, tomillo, romero… lo que más nos guste, o lo que tengamos a mano.

Cuando tengamos todo bien majado le añadimos aceite de oliva.

Ponemos una fuente de horno con un poco de agua y encima la pierna con la piel hacia abajo. Untamos bien la carne con la mezcla anterior y lo metemos al horno a 180º durante una hora.

Le damos la vuelta y metemos 45 minutos más.

Echamos un poco de vino o vinagre sobre la piel y dejamos otros 15 minutos.

Al mismo tiempo podemos poner otra fuente con gajos de patatas rociadas con aceite que nos servirán para la guarnición.

20130127_corderoasado

Y por supuesto acompañamos con una ensalada de lechuga y cebolla.