Garbanzos con langostinos

garbanzos con langostinos

El día anterior habremos puesto a remojo los garbanzos y ahora los pondremos a cocer en la olla rápida. O también podemos utilizar los de bote ya cocidos.

Separamos las pieles y las cabezas de langostinos.

En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva, rehogamos las cabezas y las pieles y las cubrimos con agua para hacer un buen caldo. Le añadimos también una hoja de laurel y lo dejamos cocer durante un cuarto de hora más o menos.

Mientras tanto, en una sartén con aceite freímos pimiento rojo, pimiento verde, cebolleta y ajo bien picados.

???????????????????????????????

Cuando esté sofrito le añadimos unas cucharadas de tomate triturado.

Añadimos los garbanzos escurridos y el caldo hecho con los langostinos y dejamos cocer durante unos 10 minutos más.

Casi al final de la cocción añadimos los langostinos pelados.

garbanzos con langostinos

 

Los servimos con más o menos caldo según el gusto de cada uno.

Habas con patata

habas con patata

Ponemos a cocer las habas con unos trozos de patata para que suavicen el sabor del plato, no demasiadas.

Si tienen la piel muy dura es mejor pelarlas. Lo sabremos porque en la parte por donde ha estado unido el grano a la vaina aparece una raya negra. 

Una vez estén cocidas las escurrimos casi completamente y les añadimos un sofrito hecho con aceite de oliva, cebollita picada y un poco de jamón serrano.

Habas con patata

 

Pochas con pata de cerdo

20131121_pochasconpatadecerdo

Limpiamos las pochas y las ponemos a hervir con la pata de cerdo.

Quitamos el primer agua y volvemos a ponerlas de nuevo cubiertas de agua con sal, cebolla, zanahoria, puerro, unos dientes de ajo y unos trozos de chorizo. Dejamos cocer a fuego lento hasta que veamos que están tiernas.

Hacemos un sofrito con aceite y cebolla picada y cuando esté doradita añadimos unas cucharadas de tomate. Rehogamos y lo pasamos por el pasapurés junto con las verduras que habíamos echado a las pochas.

Incorporamos ese caldo a las pochas y dejamos hervir un par de minutos más.

Pochas a la navarra

20131029_pochas2

Las pochas son típicas de Navarra, La Rioja y Álava. Son unas alubias blancas que se consumen frescas, que no se dejan secar.

20131029_pochas

Limpiamos las pochas y las ponemos a cocer. Aunque son bastante tiernas y menos pesadas que las alubias secas, a mi me gusta quitarles el primer agua de cocción.

Escurrimos y ponemos de nuevo a hervir en agua con sal. Añadimos par de puerros, media cebolla, una zanahoria, dos o tres dientes de ajo con la piel, medio pimiento y un tomate (yo he puesto unos tomates cherry que tenía).

20131029_pochas1

Dejamos cocer durante una hora más o menos a fuego medio.

En una sartén ponemos a pochar cebolla muy bien picadita y tomate.

Sacamos las verduras, las trituramos con lo anterior y volvemos a incorporar todo a las pochas para dejarlo cocer otros diez minutos.

20131029_pochas3

Por supuesto las servimos acompañadas de unas guindillas en vinagre.

Ensalada de alubias blancas

Esta ensalada se puede hacer fácilmente utilizando alubias de bote, que ya vienen cocidas, pero yo prefiero utilizar las secas, ponerlas a remojo y cocerlas, por aquello de que sean un poco más naturales y evitar en la medida de lo posible conservantes  y demás.

El resto de ingredientes:

Huevo cocido, tomate, cebolla, zanahoria y pimiento bien picaditos.

Y para el aliño utilizo la yema de los huevos cocidos junto con aceite de oliva, vinagre de Jerez y sal.

20130830_ensaladadealubias1

20130830_ensaladadealubias2

 

Habitas con jamón

¿Tienes prisa y no sabes qué cocinar?¿Te vas de casa y tus hijos tienen que hacerse la comida? Pues esta es una alternativa:

Simplemente utilizamos un bote de habitas tiernas en aceite de oliva.

Hay quien las hace pochando un poco de cebolla y ajo, pero yo para simplificar el plato, solo he rehogando un poco de jamón, he añadido las habitas y en unos segundos, listas para comer.

20130617_habitasconjamon

Ensalada de garbanzos

Cuando llega el buen tiempo,  debemos seguir comiendo legumbres y una manera es ponerlas en ensalada.

Hoy comenzamos con la de garbanzos, para lo cual debemos cocerlos con antelación, o utilizar el socorrido bote de garbanzos en conserva. Otro día haremos la ensalada de alubias y la de arroz.

Añadimos pimiento rojo, pimiento verde, tomate natural, huevo cocido, palitos de cangrejo y una lata de bonito.

20130604_ensaladadegarbanzos1

Aliñamos con una mezcla de aceite de oliva, vinagre y mostaza.

Y si a alguien no le gusta el pimiento, podemos hacer aparte un plato sin esos ingredientes y queda igual de rico.

20130604_ensaladadegarbanzos

Este tipo de ensaladas acepta innumerables ingredientes; maíz, pimiento, pepinillos, aceitunas… así que con un poco de imaginación tendremos listo un buen primer plato para cualquier día de verano.

Garbanzos con chorizo

Cuando hacemos cocido podemos poner el doble de garbanzos y así guardarlos para comer de esta manera otro día.

Pochamos cebollita y ajo bien picaditos en un poco de aceite de oliva.

Añadimos bacon y chorizo también picados en trocitos pequeños.

Cuando estén doraditos añadimos los garbanzos cocidos y rehogamos un par de minutos más.

20130227_garbanzosconchorizo

 

20130227_garbanzosconchorizo1

Guisantes con patata

Esta es una idea que me dio mi amiga G.

Freímos abundante cebolla picada y añadimos unas patatas en cuadritos.

Cuando estén fritas las sacamos y en el mismo aceite hacemos unos trocitos de jamón y los guisantes añadiendo después un poquito de agua.

Cuando estén ya hechos le añadimos las patatas y listo para servir.

Es una variante de poner los guisante con las patatas cocidas, que a mis hijos por ejemplo nos les gustan demasiado, y encontrándoselas fritas las comen mejor.

20130208_guisantes

Cocido completo

Yo suelo decir que hay cosas que para hacerlas bien “hay que mamarlas” y en mi caso una de esas cosas es el cocido madrileño. Como nací en otra región nunca lo he visto hacer en mi casa. Mi madre sí que hacia un buen caldo para sopa y le añadía los garbanzos, o estos se comían acompañados con repollo, pero la carne casi siempre se ponía con tomate.

Esta receta no tiene ánimo de enseñar lo que es un cocido madrileño, ni mucho menos, que seguro que casi todas mis lectoras tienen su propia receta mucho mejor y más completa,  sino mas bien que mis hijos tengan en el futuro una referencia escrita de cómo lo hago yo en casa.

Poner a cocer en agua fría :

  • un buen trozo de morcillo o de falda,
  • un cuarto de gallina
  • huesos de jamón, espinazo de cerdo y rodilla de ternera
  • un trozo de tocino
  • un chorizo, opcional
  • dos puerros, dos zanahorias, medio nabo
  • los garbanzos, que el día anterior habremos puesto a remojo, y que meteremos  en una malla para que lego salgan limpios, sin restos de huesos ni de verduras.

Dejamos cocer hasta que los garbanzos queden tiernos. El tiempo depende mucho de cada olla. Yo los pongo en una olla rápida y tardan más o menos media hora desde que empieza a hervir.

En una cazuela aparte ponemos a cocer repollo picado y un par de patatas peladas y cortadas por la mitad.

Cuando todo se ha cocido colamos el caldo y lo dejamos en el frigorífico para que la grasa se congele y poder quitarla.

20130129_cocido

Y después, cada uno se lo come como quiera, la sopa con o sin fideos, o  acompañada de garbanzos,  o poner éstos solos y aliñados con aceite de oliva, o los garbanzos con el repollo y la patata…

Y la carne acompañando a todo lo anterior, o con pimientos, o con tomate… lo más importante, que sea a gusto del consumidor.