Sopa de pescado

Cada vez que compro merluza o pescadilla pido que me guarden la cabeza y la espina y lo dejo congelado hasta que se me ocurre hacer una sopa.

Por cierto, me acabo de enterar en wikipedia de que merluza viene del latín Merluccius, “lucio de mar”. ¿No os parece precioso? y yo sin enterarme…

En una olla rápida ponemos un poco de aceite y freímos cebolla, ajo y puerro picados. Cuando empiecen a dorarse añadimos los despojos del pescado para que se rehoguen también y a continuación unas cucharadas de tomate triturado.

Ponemos también un par de zanahorias y una ramita de perejil, añadimos sal y lo dejamos cocer durante un cuarto de hora.

Colamos el caldo, le añadimos unos trocitos de pescado limpio y sopa de puntitos (sopa maravilla). Cocemos 5 minutos más y listo.


20130319_sopadepescado

Cuando era pequeña, a mi padre el pescado que más le gustaba era la merluza y yo siempre le cogía un huesecito que tienen en la cabeza, en el espacio entre los ojos, y los coleccionaba. Decía que era la Virgen, no sé de dónde venía esto, pero realmente con un poco de imaginación sí que se parece a la Virgen de Fátima. ¿Lo habéis visto alguna vez?

He intentado hacerle una foto pero no me han salido nada bien…

Foto0422

Cocido completo

Yo suelo decir que hay cosas que para hacerlas bien “hay que mamarlas” y en mi caso una de esas cosas es el cocido madrileño. Como nací en otra región nunca lo he visto hacer en mi casa. Mi madre sí que hacia un buen caldo para sopa y le añadía los garbanzos, o estos se comían acompañados con repollo, pero la carne casi siempre se ponía con tomate.

Esta receta no tiene ánimo de enseñar lo que es un cocido madrileño, ni mucho menos, que seguro que casi todas mis lectoras tienen su propia receta mucho mejor y más completa,  sino mas bien que mis hijos tengan en el futuro una referencia escrita de cómo lo hago yo en casa.

Poner a cocer en agua fría :

  • un buen trozo de morcillo o de falda,
  • un cuarto de gallina
  • huesos de jamón, espinazo de cerdo y rodilla de ternera
  • un trozo de tocino
  • un chorizo, opcional
  • dos puerros, dos zanahorias, medio nabo
  • los garbanzos, que el día anterior habremos puesto a remojo, y que meteremos  en una malla para que lego salgan limpios, sin restos de huesos ni de verduras.

Dejamos cocer hasta que los garbanzos queden tiernos. El tiempo depende mucho de cada olla. Yo los pongo en una olla rápida y tardan más o menos media hora desde que empieza a hervir.

En una cazuela aparte ponemos a cocer repollo picado y un par de patatas peladas y cortadas por la mitad.

Cuando todo se ha cocido colamos el caldo y lo dejamos en el frigorífico para que la grasa se congele y poder quitarla.

20130129_cocido

Y después, cada uno se lo come como quiera, la sopa con o sin fideos, o  acompañada de garbanzos,  o poner éstos solos y aliñados con aceite de oliva, o los garbanzos con el repollo y la patata…

Y la carne acompañando a todo lo anterior, o con pimientos, o con tomate… lo más importante, que sea a gusto del consumidor.

Sopa de pollo de la abuela

Mamá, ¿qué le echa la abuela a la sopa para que le quede tan rica? Esto fue lo que me preguntó uno de mis hijos hace ya varios años, y la verdad es que intenté poner interés en cómo la hacía, pero aún así a ella le sigue saliendo mejor. Seguro que le contesté que ella la hace con mucho cariño y no me faltaba razón porque el fuego lento hace maravillas en la comida.

Normalmente suele utilizar un par de cuartos de pollo o gallina, mucho puerro, la parte más verde que no se utiliza para otras cosas, la cebolla, pochada en un poco de aceite en lugar de cruda, un par de zanahorias, un par de dientes de ajo y un par de ramas de perejil. A veces también le añade una cucharada de tomate, otras un poco de chorizo

Este caldo no pueden faltar en la nevera en los meses de frío.

Llegas a casa por la noche y un caldito es lo que más apetece. Te sacas un par de cazos a un bol, le añades un puñado de sopa maravilla, de puntitos, lo metes al microondas 2 minutos y ya tienes un primer plato delicioso. Incluso nuestros hijos pueden hacérselo solos.

20130111_sopadelaabuela

Un truquillo: si queréis tomar el caldo solo, sin fideos, os recomiendo que pongáis también a cocer una cebolla sin quitarle la piel roja. Eso le dará al caldo un color dorado precioso.

Sopas de ajo

Seguramente al primer plato que cociné en mi vida, y a muy tierna edad, no recuerdo bien pero menos de 9 años seguro, fueron las sopas de ajo. Mi padre les llamaba sopas de pan y hubo una temporada que las comía todos los días, unas veces para almorzar y otras para cenar.

Primero se cortan los ajos en láminas y se doran en un cazo con aceite de oliva. Antes de que tomen color se echa también el pan seco en rodajas finas y si se desea, unos trocitos de jamón y un poquito de pimentón. Cuando los ajos están doraditos se añade agua y una pizca de sal, y se deja hacer durante unos cinco o diez minutos, dependiendo del grosor del pan.

En mi casa no se hacía, pero lo suyo es añadirle un huevo entero y dejarlo hacer cinco minutos mas para que quede escalfado o echar un huevo batido y remover hasta que quede cuajado.

Son estupendas para los días de frío.

20121221_sopadeajo

Presentar en cuencos de barro.

Porrusalda

Bonita palabra, ¿no os parece? porrusalda significa caldo de puerros.

En mi casa era un plato casi casi diario en invierno, unas veces para comer y otras para cenar, porque evidentemente en la huerta los puerros eran de las pocas verduras que aguantaban los fríos y las heladas.

Hay quien le incorpora bacalao, o merluza, para dar sabor al caldo, e incluso unas zanahorias, pero yo lo hago totalmente simple, solo con patatas y puerros.

Poner a freír en aceite de oliva, la cebolla, el ajo y el puerro (tanto lo blanco como algo de lo verde), todo bien picadito.

Añadimos después los trozos de patata, rehogamos un poco y lo cubrimos con agua, más o menos abundante dependiendo de lo caldoso que nos guste.

Como a mis hijos no les gusta así con tropezones la paso por la batidora y tenemos un estupendo caldito de puerros.